martes, noviembre 28, 2006

In-Dependencia

Aquí de nuevo, con ganas de explicarme más. De demostrar que estoy loca y de expresarme como tal.
Ahora sigo con el tema de la "independencia". La utopía de todos.
De alguna forma, no somos dependientes. Es algo que no podría explicar porque me haría bolas.
Y yo tampoco soy independiente. Y no es porque no quiera serlo; desde siempre, he tenido las ganas de hacer las cosas por mí misma, de tomar mis propias decisiones, de no ser la hijita de mamá. Pero, a veces, las ganas no vencen a las decisiones de los padres.
De niños, los padres deben ayudar a sus hijos a crecer, a enseñarles, a guiarles, etc. Pero yo de niña nunca pude decir sí o no en situaciones que me involucraban, siempre me sentí asediada por mi madre... y hasta ahora. No puedo librarme de la constante vigilancia ni... no sé cómo decir.
Siempre mi madre. No es que la odie, no puedo odiar a mi madre, eso sería extraño y estúpido; pero siento ¿rabia, impotencia? al no poder tomar mis propias decisiones. Me siento limitada, controlada, vigilada.
No puedo hacer ni decir nada porque mi madre siempre desconfía de mí... si le digo que voy a llegar un poco más tarde, ella piensa que me voy a ir con alguien a vagar por ahí... ¿y qué si es así? ¿Acaso no puedo pasar el tiempo con mis amigos? Ni si quiera eso puedo, porque mi madre siempre piensa que mis amigos son mala influencia para mí. ¡Qué mierda, estoy cansada de eso; de su maldita desconfianza!
A veces siento que no puedo tomar mis propias decisiones. Siempre mi madre las toma por mí. Nunca puedo decir sí ni no. Siempre me sale con el cuento de que, cuando trabaje y gane mi dinero, podré hacer lo que quiera. Incluso tener pareja, salir a divertirme, etc. ¿What? Eso suena medieval. Talvez cuando tenga la oportunidad de hacer las cosas por mí misma, no las podré hacer, por haberme pasado toda mi vida dependiendo de la opinión de mi madre.
Por eso, siento que no soy independiente. Y no es porque no quiera. Pero en fin. No hay que renegar de la vida.

6 comentarios:

Permadferit dijo...

jajajajaja, por lo mismo que tienes 16 y eres mujer te cuidan demasiado, es normal, claro a veces exageran pero en fin, tu tienes que ir mostrandole cual es tu espacio a tus viejos (claro eso se logra con algo de tiempo)hablo de un espacio personal (trata de interpretarlo asi) para que no te jodan, trata de hablar con ellos y trata de ganarte su confianza nada mas , se supone que la indepencia te la vas ganando tu...

Fausto dijo...

Xuma los viejos cuando no? bueno en mi caso mi vieja tamb se recontra preocupa... pero jamas dejoq ue se meta en decisiones... en teoria el control de un padre sobre su hijo se reduciria a lo economico pero en ocasiones va mas alla... lo mejor seria si pudieramso tener una relacion armonica con nuestros viejos... tienes razon no debemos odiarlos.

Athos dijo...

me encanta como generalizas.

Somos víctimas del síndrome es Estocolmo en nuestras propias casas. Un trauma más que puede servirnos de excusa en el futuro. Agradézcanlo.

:)

El sin Nombre dijo...

Me gusto mucho como terminaste tu texto:

"Pero en fin. No hay que renegar de la vida."

Pienso igual que permadferit, necesitas paciencia, que con tiempo se logra muchas cosas.

Ernesto dijo...

Pasa que los seres humanos pensamos y porque pensamos creemos que somos algo así como los dioses de la tierra. Y no es así, sólo somos mamíferos, depredadores y territoriales que hemos desarrollado la inteligencia como método de supervivencia en lugar de garras y colmillos. Y eso, el desarrollo cerebral, fue el arma total y nos convertimos en dominantes sobre todas las especies. Pero como somos similares a cualquier especie vos tenés el drama de todo adolescente que debés despegar de tu madre , sólo que aquí entra la inteligencia y tu madre, como especie humana, se resiste porque preanuncia su muerte. El resto de los animales que son imortales porque no saben que morirán no tienen ese problema y las madres alientan a sus adolescentes a partir. Saludos. Ernesto.

Anónimo dijo...

estoy cansada y triste por la desconfianza, los malos tratos y la manipulacion de mi madre. tengo 18 años ya estoy juntada pero a pesar de esto mi mama quiere seguir manejando mi vida y decidir por mi. Tambien de sus agreciones y insultos hacia mi. Ya no la entiendo si yo la ayudo en todo lo que puedo porque ese rencor hacia a mi. apesar de todo esto yo no puedo dejar de quererla y respeterla porque me pasa esto a mi?????????????